El país de la inseguridad e injusticia

Columnista: Claude Samaniego
Redes: @claudesamaniego – claudesamaniego@gmail.com

En una misma semana, dos terribles episodios de extrema inseguridad, golpearon fuerte a dos instituciones del país y a la ciudadanía entera. En el primero, un agente policial cayó en servicio ante los soldados de un poderoso narcotraficante que trasladaba riesgosamente en una patrullera en paupérrimas condiciones. Pocos días después, un guardia de seguridad defendió su trabajo con su propia vida peleando hasta el último respiro contra unos delincuentes que robaron el botín. ¡Así vivimos, en zozobra e inestabilidad!

¿A qué nos conducen estos lamentables hechos? ¡Cuántas vidas más perderemos! Decir que el país está mal, es apenas redundancia. Urgen los cambios y no los que últimamente se dieron, que resultaron un baldazo de agua fría para el pueblo en medio de las bofetadas diarias que recibe de los flamantes cirqueros del Gobierno, payasos sin gracia que nosotros mismos ubicamos ahí.

Estos hombres y muchas víctimas más, son el reflejo de una nación invadida por políticos sucios y ambiciosos gracias a la gente sumisa y fanática por colores. Paraguay es hoy casi un cadáver, agoniza cada día entre incendios, asesinatos, injusticias, corrupción, inseguridad y la impunidad. ¿Cómo consolar a esas familias? Son héroes caídos, en un país pernicioso para los inocentes y clemente con los destructores.

Facebook Comments

También te puede interesar