La rendición de Stroessner – La Democracia es Un Cadaver

Ante la evidencia de la pérdida del apoyo del ejército, luego de un intenso enfrentamiento entre los leales y los golpistas, Alfredo Stroessner Matiauda, se rinde y da lugar a un nuevo esquema de poder político en el Paraguay.Después de largos 35 años, La rendición es el punto final de la tiranía militar de viejo cuño en la región, el golpe es para modernizar el sistema opresivo, acelerando la entrada del Paraguay plenamente al esquema del neoliberalismo.

La rendición es un acto de caducidad del viejo poder, ante el viejo número dos, soporte militar por largo tiempo del modelo, pero ahora, la orden era terminar con el modelo e implantar la democracia y las libertades públicas, para que el capitalismo pueda hacerse más rápidamente con las riquezas del país, dejando de lado a los trabajadores urbanos y campesinos. Estos siguen lamentándose de la situación en que sobreviven y la forma en que los distintos gobiernos de la transición -post rendición de Stroessner- han ejercitado el poder.

En el momento crucial de la situación el velocista de Boquerón no le encontró a nadie, solo la noche, la oscuridad, como en toda su vida de tirano y terrorista, la tenebrosa noche lo encontró abandonado por sus fieles, por los más radicales voceros, por los oportunistas, que ya estaban medrando con el grupo ganador.

Es la hora de la definición y en ella es la oscuridad la que reina, que a cada fogonazo y descargas de las metrallas desprendían el hilo brillante de la pólvora que se quema y el todopoderoso dueño de vida y hacienda, en su soledad, intenta salir del callejón, pero no había salida favorable… solo la rendición le daría la oportunidad de mantenerse con vida y luego partir al exilio, con todas las riquezas despojadas a este pueblo. A experimentar el sentimiento -que tantos compatriotas tuvieron que afrontar en su desdicha de no concordar con el tirano y su aliado el Partido Colorado- el exilio.
Del libro «La democracia es un cadáver» escrito por Miguel Ríos. ¡próximamente!

Facebook Comments

También te puede interesar